Panecillos de leche

Estos panecillos de leche son el pan perfecto para desayunos o meriendas. Al estar enriquecidos con leche, quedan muy tiernos y esponjosos. Además, el ligero sabor dulzón de la masa los hace perfectos para acompañarlos con dulce o salado.

Son muy fáciles de hacer en casa. Podemos prepararlos con tamaños y formas diferentes. Además, congelan perfectamente, lo que nos permite ir dosificándolos según los necesitemos.

Con esta receta de panecillos de leche ideal para principiantes, podrás preparar tus propios panes en casa de la manera más sencilla, sin amasados complejos ni aparatos especiales.

Disfrutarás de un pan suave y esponjoso, pero con una corteza crujiente completamente irresistible en un abrir y cerrar de ojos.

Disfrutando de un panecillo de leche

Ingredientes

550 g de harina de fuerza

360 g de leche entera a temperatura ambiente

40 g de aceite de oliva suave

50 g de azúcar

10 g de levadura fresca de panadero

10 g de sal

Panecillos de leche para el desayuno

Elaboración

En un bol ponemos la harina junto con la leche a temperatura ambiente, el azúcar, la levadura fresca desmenuzada y la sal.

Tendremos la precaución de separar la sal de dónde vayamos añadir el azúcar junto con la levadura, ya que el contacto directo con la sal dificulta la acción de las levaduras. Mezclamos bien hasta que toda la harina se encuentre integrada y dejamos reposar la masa en el bol tapada con papel film o una bolsa de plástico durante 1 hora.

Durante este reposo vamos a favorecer que la masa se “auto amase” y por tanto, sea más manejable y tengamos que trabajarla menos.

Transcurrido este tiempo, incorporamos el aceite de oliva y amasamos hasta integrarlo por completo. Una vez integrado, pasamos la masa a la superficie de trabajo y la amasamos hasta obtener una masa fina y elástica con la técnica del amasado francés. Que consiste en ir plegando sobre sí misma la masa a la vez que la golpeamos sobre la superficie de trabajo.

A continuación, dejamos la masa en reposo en un bol aceitado hasta que duplique su volumen. Cuando llegue a este punto, la volcamos sobre la mesa ligeramente enharinada y dividimos en 8 porciones iguales. Boleamos cada una de ellas haciendo pliegues hacia el interior y girándola sobre la superficie de trabajo para aportar tensión a la masa.

Una vez las bolitas hechas, las dejamos sobre una bandeja forrada con papel de horno tapadas hasta que dupliquen de nuevo su volumen. Llegados a este punto, les hacemos los cuatro cortes y los llevamos al horno.

El horno deberá de estar previamente precalentado a 250 °C durante 30 minutos antes de introducir nuestros panecillos. Una vez los tengamos dentro, hornearemos a 250 °C con vapor durante los primeros 10 minutos y los otros 10 minutos restantes, bajaremos la temperatura a 220 °C sin vapor.

Una vez estén dorados tanto por su base como por la superficie, dejaremos enfriar nuestros panecillos y estarán listos para disfrutar.

Un primer plano de un panecillo de leche partido por la mitad

Tips/Consejos

1- Esta misma receta se puede hacer con amasadora. Si dispones de una, su utilización aligerará y facilitará la elaboración de esta receta, que por sí, ya es fácil. Deberás de mantener los tiempos de reposo, pero tanto la integración del aceite, como el posterior amasado hasta obtener una masa fina y elástica, será mucho más corto.

2-  Generalmente me gusta hacer una activación previa de la levadura. En este caso he querido omitirlo para facilitar los pasos de la receta. Sin embargo, como digo siempre, es bastante recomendable ya que de esta forma nos aseguramos de que la levadura de la que disponemos se encuentra en perfectas condiciones para hacer su trabajo en nuestra receta.

Simplemente basta con utilizar una pequeña cantidad de líquido, en este caso de leche, calentarlo alrededor de unos 30 °C y disolver en él la levadura. En el momento que veamos que empieza a generar espuma, es que nuestra levadura está perfecta para trabajar.

3-  Puedes sustituir la cantidad de levadura fresca indicada por levadura seca de panadero. En este caso deberás de utilizar 3.3gr

4-  Puedes sustituir el azúcar indicado en la receta por la misma cantidad de miel. Incluso, puedes omitirlo ya que la leche por sí ya aporta un ligero sabor dulzón. Sin embargo, con este ligero punto extra de dulzor no solamente quedan más ricos sino que van a levar mucho mejor.

5-  Para el horneado es necesario tener en cuenta una serie de aspectos.

Es importante precalentar el horno a máxima temperatura. Generalmente los hornos caseros suelen alcanzar los 250 °C, pero si tu horno alcanza más temperatura puedes subirla sin problemas, ajustando los tiempos de cocción

Es fundamental que el horno esté precalentado a dicha temperatura durante un mínimo de 30 minutos antes de introducir el pan.

De igual manera, para que los panes expandan bien durante los primeros minutos, se tiene que generar vapor. Si nuestro horno no dispone de esta función, podemos generarlo utilizando unos cubiertos viejos de metal, piedras volcánicas, calentando una bandeja de horno vieja, etc. y en el momento de introducir el pan, echar agua caliente sobre ella. De esta manera se generará el vapor de agua necesario para que los panes crezcan y greñen correctamente.

La generación de vapor se realiza solamente durante los primeros 10 minutos. Después es importante bajar la temperatura de horneado y hacerlo sin vapor. De esta manera conseguiremos una corteza dorada y crujiente.

Si tu horno dispone de función de ventilador, es aconsejable que la desactives para la preparación de panes. Ya que resecará la superficie y dificultará la expansión.

6- Es importante que una vez horneado los dejemos enfriar sobre una rejilla. De esta manera el pan tendrá ventilación y no se reblandecerá.

Panecillos de leche para una merienda

Molde

Con este molde prepararás los mejores panes de molde deliciosos y esponjosos en casa.

Te dejo un video corto del proceso de elaboración fácil de estos panecillos de leche. ¡No te lo pierdas! En él podrás ver cómo queda la masa, así como también el paso a paso de una manera mucho más intuitiva

Déjame un comentario diciéndome con qué lo acompañarías tú o si tienes alguna duda.

No dudes en etiquetarme en redes sociales si los preparas, me encantará verlos y compartirlos con mi comunidad.

4 comentarios en «Panecillos de leche»

    • Hola Carlos,
      Muchas gracias por tu comentario.
      Me alegra mucho que te guste 🤗
      Si que se podría sustituir, pero te recomiendo que en esta receta lo pruebes con leche ya que es lo que le aporta un sabor y textura diferente.
      Un saludo

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te ha gustado la receta? Compártela

Cocinando con Tj

foto teresa con productos de la huerta

Hola soy Teresa, ¡Bienvenidos a mi Blog!

Desde este pequeño rincón compartiré mis recetas y mis momentos alrededor de la cocina. Espero que lo disfrutéis y me acompañéis.

Sígueme

SUSCRÍBETE AL BLOG

Receta de sopa de fideos y pescado

Sopa de fideos y pescado

Sopa de fideos y pescado Esta sopa de fideos y pescado es perfecta para calentar el cuerpo en los días de frío. Además, con la utilización de verduras que todos

Leer más »

Donuts

Donuts ¿Recuerdas cuando salieron los donuts glaseados de azúcar? Sí, pero los de sus inicios… sin tanta grasa trans y conservantes… Pues con esta receta, volverás a disfrutarlos como antaño

Leer más »
logo cocinandocontj negro horizontal
error: ¡¡Contenido protegido!!